TELEVISIÓN GRATUITA

Está muy de moda últimamente el término “Sociedad de la información”. Todos somos conscientes de que nos encontramos en una época de importantes avances tecnológicos y de saturación informativa. Con la implantación de Internet en nuestros hogares, la saturación informativa es aún mayor. Ahora disponemos de más opciones a la hora de estar informados sobre la actualidad, el entretenimiento, la cultura, etc. Con un simple click, podemos acceder a una gran cantidad de información, reforzada con videos e imágenes, e incluso podemos contrastarla con otro click. A causa del gran poder de este nuevo medio, lo lógico sería que todos los demás fueran perdiendo terreno progresivamente. Sin embargo, la televisión no ha cedido ni un centímetro en esta lucha de medios. Es más, con la llegada de la TDT, hemos sido testigos de la ampliación de la oferta de canales televisivos gratuitos. Y siendo conscientes de todo esto, la pregunta que nos podemos formular es: ¿Qué razones motivan a las cadenas de televisión a seguir con la oferta gratuita en este medio?

Como viene siendo habitual en nuestra sociedad, estos servicios públicos en televisión responden principalmente a intereses privados. Estos intereses son, por norma general, de dos tipos: intereses económicos e intereses ideológicos.

En lo referente a los intereses económicos, hay poco que decir. Es evidente que si el negocio de la televisión no funcionara bien, no tendríamos una oferta de canales gratuitos como la que tenemos hoy en día. Las distintas cadenas se financian principalmente con los ingresos de la publicidad, además de que la mayoría pertenecen a grupos empresariales fuertes que cotizan en bolsa. Sumado a todo esto, las cadenas públicas deben una parte de su financiación a un canon que pagamos todos. Con todo esto, queda bastante claro que la televisión es un negocio rentable.

En cuanto a los intereses ideológicos, podemos afirmar que es bastante difícil encontrar una cadena de televisión imparcial; todas tienen cierta inclinación política. Enfatizando más algunos aspectos de las noticias y de la actualidad, consiguen mostrar la información desde su prisma, resaltando los aspectos que más les convienen. Con este tratamiento particular de los temas, consiguen que el espectador vea las cosas de un modo u de otro. Algunas cadenas televisivas tiran mano directamente de la manipulación, aún siendo cadenas públicas, como es el caso de Canal 9, que no se corta en omitir la información que pueda comprometer sus intereses políticos.

Estos intereses son las principales razones de ser de las cadenas de televisión gratuitas, aunque seguramente no sean los únicos, y nos permiten comprender de qué manera tiene cabida la oferta de televisión de que disponemos en la sociedad actual.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s