TV3

 

 

Es por todos sabido que el gobierno valenciano decidió no hace mucho prohibir las emisiones de TV3 en la Comunidad Valenciana. Estas emisiones las llevaba a cabo de manera totalmente legal ACPV (Acció Cultural del País Valencià), con lo que al gobierno valenciano, en teoría, ni le iba ni le venía. La jugada, sin embargo, no le ha salido como esperaba. Mucha gente se ha manifestado en contra de esta prohibición, y la organización ACPV ya ha recogido más de 400.000 firmas de las 500.000 que se precisan para llevar adelante la Legislativa Popular de Televisión sin Fronteras, que permitirá que los valencianos podamos seguir viendo TV3, K3, Canal 33, etc. Lo curioso es que muchas de las personas que están en contra de la medida del Gobierno son contrarias a todo lo que representa TV3.

TV3 realizaba aquí la función de vínculo con Catalunya. Todo aquel que aún se aferraba a la idea de “Països Catalans” y creía en la unidad de los territorios de habla catalana, encontraba en TV3 el último resquicio de la resistencia contra el centralismo. De este modo, la televisión en la Comunidad Valenciana quedaba polarizada: Canal 9 representaba los intereses de los partidarios del gobierno valenciano, mientras que TV3 representaba los intereses de los nacionalistas catalanes. Frente a este panorama, el gobierno tomó la decisión de eliminar la influencia que TV3 ejercía sobre los valencianos. Sin embargo, pasaron por alto que, al margen de todo lo que representara esta televisión autonómica, era una televisión de calidad. Algunos de sus programas son realmente buenos, los doblajes de las películas tienen una gran calidad y todo el contenido, incluso los spots, está en catalán. Lo cierto es que, más que una televisión autonómica, tiene las características de una televisión de ámbito nacional.

La respuesta de la sociedad valenciana a esta medida egoísta que ha llevado a cabo el gobierno es bien clara, tanto para unos como para otros: TV3 tiene que volver a nuestros televisores. No sólo por motivos ideológicos o políticos, o porque mucha gente considere que es una de las mejores cadenas televisivas del estado. También porque la sociedad no puede tolerar que una medida de estas características se lleve a cabo, sin importar la opinión de la gente y atentando contra la cultura. ACPV hace meses que trabaja recogiendo firmas para intentar aprobar una ley que nos permita seguir disfrutando de TV3 en nuestros hogares.

Sólo faltan 100.000 firmas para conseguir llevar la propuesta de ley al Congreso, y recientemente se han adherido a la campaña varios ayuntamientos, entre ellos el de Barcelona. La respuesta de la sociedad es evidente. Ahora veremos si el Gobierno de la Comunidad Valenciana cede en su intento de cegar a los valencianos, o si por el contrario, sigue haciendo oídos sordos y únicamente sigue sus intereses, como viene siendo habitual.

Anuncios

Zapping inteligente

 

 

En el tema de esta semana vamos a centrarnos en un programa que se emite semanalmente en TV3, donde se repasa la actualidad televisiva de una manera que pocos programas nos habían mostrado hasta la llegada de éste. Estamos hablando de “APM?”.

Este programa de humor, que lleva ya unos cuantos años en antena, está alcanzando cotas altísimas para tratarse de un programa que se emite en una televisión autonómica. Su clave es bien simple: reírse de toda la programación televisiva alternando imágenes previamente emitidas en algun canal de televisión. De esta manera, consiguen secuencias muy divertidas y meten el dedo en la llaga sin que nadie se de cuenta. A diferencia de otros programas, en éste no aparece ningún presentador, por lo que el protagonista del programa són las propias imágenes y los personajes televisivos que aparecen en los gags.

Entre sus secciones, encontramos algunas como “El defensor de l’espectador”, donde ridiculizan ciertos momentos engañosos emitidos en televisión. También repasan las barbaridades que sueltan en algunos programas con un Top 10 semanal de los mejores momentos. También destacar que en casi todos los programas, dedican unos minutos a responder los ataques que continuamente lanzan desde algunas cadenas, entre ellas Telemadrid, a todo lo relacionado con el catalanismo y con el F.C.Barcelona, ya que es impresionante ver las declaraciones de algunos personajes televisivos y de ciertos programas futbolísticos, en los que la inteligencia brilla por su ausencia.

Y esque “Alguna Pregunta Més?” es más que un programa de zapping y de humor; es también una lupa que nos muestra la cara más cutre y lamentable del panorama televisivo nacional.

http://www.youtube.com/watch?v=-1e5wHjWUAY&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=ZKwdxvvZ9Cg

http://www.youtube.com/watch?v=DrkD4qAOqdg&feature=related

LA IGNORANCIA CATALANISTA O LA FALACIA TELEVISIVA

Como todos sabemos desde siempre, cada cual se acerca al sol que mas calienta, a la hora de sacar tajada de cualquier asunto y mas cuando se habla de dinero; las cadenas televisivas no se quedan atrás y como generadoras de opinión obedecen como si de un perro faldero se tratase a sus principales accionistas y a las ideas con las que estos comulgan; algo totalmente razonable por otro lado ya que nadie se atreverá bajo ningún concepto a morder la mano que le alimenta, en este caso la empresa para la que trabaja.

Lo que no es de recibo bajo ningún concepto, es influir de tan descarado modo en la opinión pública, por muy privada que sea una cadena, y más aun tratándose de emisoras públicas como es el caso de la televisión pública catalana, TV3. En esta cadena se hace patente su ideología separatista y su odio a España, en cada programa, en cada informativo, en cada locutor y en cada frase que estos pronuncian. A parte de esto no conformándose con fomentar su marcada ideología anticonstitucional, se atreven a pronunciar constantemente las siguientes palabras: paisos catalans, en español países catalanes, refiriéndose con estas palabras a una supuesta unión entre el antiguo Reino de Valencia, las Islas Baleares y la propia Comunidad Autónoma de Cataluña, unión jamás existente y totalmente inventada por los políticos catalanes en el pasado siglo. Justifican esta ilegal e insólita unión con la creencia de que como en los tres territorios, pertenecientes siglos atrás a la extinta Corona de Aragón, existe un habla con semejantes características, los tres deben ser una misma cosa independiente de España y teniendo como capital, curiosamente a Barcelona. A parte de esto también pretenden anexionar a este concepto otras zonas como Andorra y determinados territorios franceses o italianos.

Otro tema relacionado con el anterior que también da que hablar y sobre el que se han escrito ríos de tinta es la denominación de la lengua que hablan los valencianos, sobre el cual existen dos grandes tendencias como en casi todos los campos de la política, pero que debería simplificarse en una ya que la lingüística nada debería tener que ver con la política, a no ser que todo responda a los mismos intereses y que tirando del hilo al final lleguemos a una misma cosa: TV3, el foco encargado e interesado en difundir la polémica. La misma que se encarga de recordar diariamente las atrocidades cometidas por la derecha a lo largo de su historia, sin reparar en si la izquierda habrá sido capaz de romper un plato en toda su existencia, o más lógico aun sin reparar en aquello productivo que haya podido aportar la derecha a nuestra sociedad.

Aquí algo huele a sectarismo y a falsedad, a nazismo, como suma de socialismo, nacionalismo e imperialismo, todo ello elevado a la enésima potencia; pero todo esto queda en agua de borrajas y nadie lo comenta. En cambio la televisión de los valencianos, la que habla la lengua propia de su región, la que busca el camino de la objetividad y la neutralidad, resulta ser la fascista y la sectaria, la intolerante y la partidista. En fin cada cual que juzgue como quiera o como decíamos al comienzo que se arrime al sol que más le caliente, nosotros no seremos los necios que hablaremos sin saber y renegaremos de nuestros orígenes, por que el que niega sus orígenes se niega a sí mismo.